Tras la crisis política en noviembre, vimos una serie de paros en el sector agrario, que terminaron con la derogación de la Ley de Promoción Agraria (LPA).

Este mes finalmente se aprobó, luego de tres largos debates, el reemplazo de la derogada los primeros días de diciembre de 2020. Por ello, para entender a quienes favorecen las reformas que se están planteando les contaremos la situación de todo el sector.

¿Cómo son los minifundios en el Perú?

El Peru se encuentra en su mayoría compuesto de minifundios. Estas son unidades agropecuarias con menos de 3 hectáreas, que son aproximadamente del tamaño de 4 canchas de fútbol. Y casi 9 de cada 10 trabajadores del sector agrario trabajan en minifundios. Sin embargo, la extensión territorial de todos estos minifundios representa menos del 4% de la superficie del total del sector agropecuario. La mayoría de los minifundios se concentran en la sierra del Perú, específicamente en las regiones de Cajamarca, Ancash, Puno, Junín, Arequipa, Apurímac, Ayacucho y Piura.

¿Cuál es el perfil de los productores de minifundios?

Según el CENAGRO 2012, estas son algunas de las caracteristicas que tienen, para más detalle puedes revisarlo en el artículo completo.

Existe una fuerte inequidad en la participación de estos productores en mercados. Donde la producción de estos minifundios por lo general es de subsistencia.
El acceso al mercado financiero también es muy limitado. Donde la oportunidad de acceder a un crédito se ve reducida si tus unidades tienen menor cantidad de hectáreas.
La falta de crédito limita el acceso a tecnologías que mejoren la producción como es el caso del uso de semillas certificadas o fertilizantes químicos.
El sector agrario en general tiene una alta prevalencia de analfabetismo lo cual es muy preocupante dada su importancia en la producción de sus tierras y la calidad de sus productos.

¿Qué medidas ha adoptado el estado peruano por los productores de minifundios?

Una de las medidas adoptadas por el Estado para auxiliar a los minifundios fue la utilización del Programa Presupuestal: “Mejora de la articulación de los pequeños productores agropecuarios al mercadoen el 2014. Este programa busca incrementar el acceso de estos productores a los mercados, a través de seis intervenciones orientadas a:

  • La mejora de organización empresarial.
  • El incremento de productividad y la calidad de los productos.
  • El mayor acceso a servicios financieros.
  • La mejora de acceso a información para la toma de decisiones.
  • La mayor promoción de los productos en los mercados.
  • La inversión en infraestructura y logística.

Asimismo, el 12 de abril de 2020, se reestructuró el Fondo Agroperú, administrado por Agrobanco, de forma que otorgue financiamiento directo a los pequeños productores agrarios organizados bajo alguna forma asociativa, con tasas de interés preferenciales, de acuerdo con la priorización de productos predeterminado por departamento.

Y, ¿cómo podemos mejorar la situación en el sector?

Hasta el momento, la discusión había girado principalmente en torno a la demanda de mejores ingresos para los trabajadores del sector y mejores condiciones laborales. Con el cambio a la nueva ley, las principales modificaciones incluyen una Bonificación Especial por Trabajo Agrario (BETA) de 30% de la Remuneración Mínima Vital (RMV), la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas, el incremento del pago de ESSALUD, la reducción progresiva de los beneficios tributarios, entre otros.

En conclusión, el cambio de la LPA es un paso para mejorar las condiciones de los trabajadores formales, sin embargo, no es cierto que sea la solución para los problemas de todos los trabajadores del sector. Necesitamos que desde el Gobierno Central se promuevan políticas sostenibles para el desarrollo productivo de los minifundios, donde se concentran gran parte de los trabajadores, y para la fiscalización de las condiciones laborales, así como el fomento la sindicalización de los trabajadores. 

Autores: Martín NavarroMalu BerrospiJosselin YauriJostin Kitmang.

Gracias por el apoyo en el desarrollo del artículo a: Juan Manuel García C.